Menu

HERNIAS CERVICALES Y OSTEOPATÍA

A partir de los 30 años, se producen cambios degenerativos en la columna cervical. Los discos intervertebrales cervicales pierden resistencia y elasticidad, deteriorándose e inclusive rompiéndose, produciendo protrusiones y hernias discales.

 

Cuando la parte herniada del disco comprime la raíz nerviosa raquídea, se produce una reacción inflamatoria que irrita la raíz nerviosa sensitiva y desencadena una crisis hiperálgica en el cuello y/o brazo (dolor, hormigueo, pesadez, debilidad muscular…) denominada cervicobraquialgia.

 

Enfoque osteopático

 

Desde el punto de vista osteopático, se considera la hernia discal cervical como el resultado de un raquis cervical deteriorado y estresado mecánicamente debido a malos hábitos posturales, laborales, deportivos y/o la suma de traumatismos.

 

El movimiento de la columna se debe a la suma del movimiento de cada una de las vertebras.  Cuando algún nivel está bloqueado o rígido (hipomóvil) los niveles próximos empiezan a compensar ese bloqueo, moviéndose más de lo que les corresponde.  Esto se considera una hipermovilidad reaccional, y conlleva siempre una degeneración  articular precoz y un deterioro discal (hernias discales). Tratamiento se enfoca a:

 

· Normalizar la movilidad del raquis, incidiendo sobre las zonas de rigidez.

· Disminuir la inflamación y el edema que comprime a la raíz nerviosa, abordando todas las estructuras anatómicas locales implicadas (fascia, músculo, nervio y vertebra).

· Reducir el dolor cervicobraquial.

· Detener el deterioro del nervio raquídeo.

· Equilibrar las tensiones musculares y fasciales compensatorias.

 

En afisionate Madrid:

 

 · Valoramos de forma global al paciente, integrando la hernia en la columna vertebral, basándonos en el concepto hipomovilidad-hipermovilidad.

· Interpretamos las pruebas diagnosticas de imagen (radiografías y resonancia magnéticas) aportadas por el paciente, para tener una visión más completa del caso.

· Realizamos una planificación personalizada del tratamiento, en función del nivel de lesión y de la tolerancia dolorosa del paciente.

· Aplicamos técnicas manuales osteopáticas, complementándolas con técnicas de neurodinamia, miofasciales y vendaje neuromuscular.

· Ofrecemos un asesoramiento sobre higiene postural y ejercicios domiciliarios para mejorar el nivel de autocuidado del paciente.