Menu

CIRUGÍA DISCAL Y OSTEOPATÍA

Cuando una persona  es diagnosticada  de hernia discal cervical, tres dudas asaltan su mente:

 

· ¿Hasta qué punto es grave?

· ¿Remitirá el dolor que sufro?

· ¿Cuáles son las alternativas terapéuticas indicadas?

 

La mayoría de los casos tienen una evolución favorable con ayuda de un tratamiento conservador basado en la osteopatía y la fisioterapia, el reposo relativo y la medicación, llegando a reabsorberse la hernia en algunos casos.

Sin embargo, existe un reducido porcentaje de hernias discales  cuya evolución no es positiva, en las que  el dolor constante, la pérdida de fuerza y la alteración de la sensibilidad, incapacitan al paciente para realizar las actividades de su día a día. En estos casos, la cirugía estaría  indicada, a pesar de las secuelas que conlleva, siendo las más frecuentes:

 

· Adherencias y fibrosis por la cicatriz.

· Rigidez y recidivas de hernias discales en otros niveles vertebrales.

· Dolor residual.

 

El tratamiento osteopático pre y postcirugía

 

La osteopatía  antes y después de la intervención  mejora la evolución del paciente.

Antes de la cirugía: Se preparan los tejidos, flexibilizándolos, vascularizandolos y liberándolos de tensiones, para que durante el proceso de cicatrización se forme un tejido de calidad y se acorte el periodo de recuperación.

Después de la cirugía: Se cuida la cicatriz, evitando adherencias y retracciones, normalizando el tono muscular cervical y flexibilizando la columna vertebral en su conjunto. 

 

En afisiónate Madrid:

 

-Evaluamos la situación funcional de cada uno de nuestros  pacientes, adaptando  nuestro tratamiento, para evitar o retrasar, en la medida de lo posible, su paso por quirófano.

-Conocemos los diferentes abordajes  quirúrgicos pudiendo  adecuar  nuestras técnicas manuales a las necesidades específicas del paciente según  la naturaleza de cada intervención.

-Realizamos el seguimiento pre y postquirúrgico del paciente, ayudando a su recuperación desde la terapia manual y la educación en la correcta higiene postural y de vida, con el objetivo de evitar la agravación o la aparición de lesiones discales a otros niveles del raquis.

- Desde un punto de vista holístico,  consideramos la hernia discal como parte integrante de un todo, el cuerpo del paciente, que necesita ser tratada desde de la globalidad.