Menu

CIRUGÍA MANDIBULAR Y OSTEOPATÍA

La articulación de la mandíbula (atm) es la articulación que más se mueve a lo largo de nuestra vida, el hecho de participar en actividades tan vitales como la masticación, la deglución, la succión, el habla, el estornudo, el bostezo, en hábitos orales no funcionales como morderse las uñas, apretar los dientes, comer chicles…hace que sufra un elevado nivel de estrés mecánico. Podemos considerar todas estas actividades como microtraumatismos que provocan una degeneración precoz de estas articulaciones. En el caso de las mujeres, por ser más laxas en general, es si cabe más frecuente aun.

 

El dolor de oído es uno de los primeros signos de alarma, acompañado de chasquidos en la apertura, primero esporádicos y luego cada vez más frecuentes, limitación en la movilidad de la mandíbula y dolor mandibular, craneal e incluso cervicobraquial.

 

Este cuadro de signos y síntomas se recogen en el término desorden temporomandibular o disfunciones temporomandilares. El paciente que presenta esta patología suele estar supervisado por el cirujano maxilo facial, que en algunos casos se limita a hacer un seguimiento de la articulación y una observación expectante del nivel de deterioro hasta que sea susceptible de intervenir quirúrgicamente, con técnicas poco invasivas (artrocentesis, artroscopia) o invasivas (cirugía abierta, ortognatica).

 

Tratamiento osteopático de la mandíbula.

 

La osteopatía y la fisioterapia, como abordaje conservador tiene un efecto altamente beneficioso en estos pacientes, afectados de un desorden temporomandibular, pacientes pre y postquirúrgicos, orientado a conseguir:

 

· Mejorar la capacidad funcional de la articulación (reposo fisiológico).

· Retrasar en deterioro paulatino de la articulación, evitando o posponiendo la cirugía.

· Preparar la región para tener un mejor periodo postoperatorio potenciando los efectos logrados por la cirugía.

· Paliar los síntomas derivados del sufrimiento de los tejidos blandos, la inflamación articular y sinovial y las adherencias postquirúrgicas.

· Acelerar la recuperación y en muchos casos posibilitar la disminución la dosis de fármacos y el tiempo de baja laboral.

 

En afisionate Madrid:

 

· Conocemos las técnicas quirúrgicas maxilofaciales (artroscopias, cirugías abiertas, ortognaticas…) y discernimos que tratamiento es mejor en cada caso.

· Planificamos el tratamiento osteopático en base a las necesidades específicas de cada paciente y lo adecuamos a su nivel de tolerancia.

· Aplicamos las técnicas manuales con el fin de evitar y/o postponer el paso por quirófano en aquellos pacientes susceptibles de ello.

· Establecemos un diálogo colaborativo con el cirujano responsable, buscando siempre el bienestar del paciente y favoreciendo que la mejoría del paciente se produzca en el menor tiempo posible.